El piloto con la peor suerte de la actualidad en la MotoGP

loading…

El piloto con la peor suerte de la actualidad en la MotoGP. Si para pelear un título mundial de MotoGP a Marc Márquez hay que estar con los cinco sentidos y tener la moto lo más a punto posible, hay una parte del azar que también hay que tener de cara y la fortuna no siempre le sonríe a ‘el profesor’ Andrea Dovizioso, el único piloto que desde 2017 ha tenido suficiente regularidad para ser el principal oponente de Marc Márquez por el título.

Dovizioso es el piloto más reflexivo y juicioso compitiendo. Ve cualquier jugada antes que el resto y sabe donde están sus limitaciones como piloto, cuando debe dar gas y cuando debe cortar, cuando debe jugársela y cuando debe sobrevivir y sumar. El problema es que no compite solo y que está a merced de los errores rivales. Al menos seis carreras en las que aspiraba al máximo o a un podio vio como se malograron por culpa de malas decisiones ajenas.

El italiano es el piloto de la actual parrilla que tiene la media más baja de caídas en Grandes Premios. En sus 11 campañas completas en MotoGP ha firmado una media de 4,7, con un mínimo de tres en 2013, su primer año en Ducati, y un máximo de seis las campañas 2015, 2016 y 2017, esta última fue además la que mantuvo el título mundial abierto hasta la última carrera en Cheste enterrando su opción precaria ante Marc Márquez precisamente por una caída, pero esta vez por cuenta propia.

Pero seis de sus últimas clamorosas caídas en carrera han sido por cuenta ajena comenzando por ese final de Termas de Río Hondo en 2016 cuando el entonces segundo del mundial sufrió el ‘fuego amigo’ de su compañero Iannone en la última curva buscando la segunda plaza. Sancionaron a Iannone por “conducta irresponsable”. Y en la carrera siguiente en Austin fue Dani Pedrosa quien perdió el control de su Honda en una frenada y se llevó por delante al de Forli peleando también por la segunda plaza.

En 2017 de nuevo en Argentina y cuando era segundo del Mundial Aleix Espargaró se lo llevó por delante a mitad de carrera.
En 2018 llegaba líder a Jerez con un punto sobre Márquez cuando se produjo un strike en el que Jorge Lorenzo se lo llevó puesto en una maniobra en que Dani Pedrosa también se vio implicado y de primero bajó a la quinta plaza de la tabla.
Este año lleva ya dos ceros sin tener más culpa que no estar en el sitio y el momento adecuados. Llegó al circuit de Barcelona-Catalunya a 12 puntos de Marc Márquez y en las primeras vueltas de la carrera en plena remontada hasta la cabeza Jorge Lorenzo se fue al suelo en la curva 10 y organizó otro strike en el que se vieron implicados todos los rivales, salvo Rins, de su compañero Márquez, Andrea Dovizioso, Maverick Viñales y Valentino Rossi. “La maniobra en sí no es un fallo enorme, pero viniendo de un campeón como él y en la segunda vuelta, es muy grande”, dijo Andrea.

El último episodio lo vivió este domingo cuando Fabio Quartararo entró ‘en pánico’ tras un susto del piloto que le precedía, Alex Rins, bloqueó frenos, perdió la moto y Dovizioso tras él acabó catapultado por encima. Afortunadamente todo quedó en una ligera pérdida de memoria y dolores en la cabeza y la cadera. Ha sido su cuarta caída del año.

Según su mánager Simone Battistella no está descartado que jueves y viernes esté en el test de Misano. Pero recuperar 78 puntos a Márquez cuando quedan siete carreras es ya meta inalcanzable por no hablar del golpe moral que supone tanta mala suerte.

COMPARTE

Related Post

Leave us a reply