La decisión de Quintana, Carapaz y Landa que llega a su final

La decisión de Quintana, Carapaz y Landa que llega a su final. El Movistar se encuentra inmerso en el Tour, pero también en la planificación de la plantilla de cara a la próxima temporada. Únicamente tres de los 25 corredores en nómina (Rosón fue despedido al quedar suspendido por anomalías en su pasaporte) tienen contrato en vigor: Alejandro Valverde y Marc Soler, hasta el final de 2021, y Carlos Verona, hasta 2020. Sus tres líderes, Nairo Quintana, Mikel Landa y Richard Carapaz, están más fuera que dentro. Unos cuantos del resto del grupo no prolongarán sus vínculos. Enric Mas se perfila como la gran incorporación. Y ojo a un movimiento que involucraría a Canyon y Mathieu van der Poel.


»SWEATCOIN DESCARGA EL APP GRATUITA Y COMIENZA A GENERAR DINERO – ENLACE DIRECTO AQUI »


En el capítulo de las extensiones, no se concibe que salgan Rojas (tentado por el Bahrain) y Erviti. Interesa que continúen Carretero, Castrillo, Mas u Oliveira, jóvenes y buenos trabajadores. Algunos dependerán de las cifras que se manejen.

Respecto a las altas, el mercado (que se abre el 1 de agosto) resultará bastante movido. Enric Mas, el deseado, pactó un acuerdo de tres campañas con Eusebio Unzué, pero el Deceuninck le ha presentado una proposición muy apetecible para renovar. En el Movistar encontrará un bloque a su disposición, un punto clave que Patrick Lefevere le discute. Dario Cataldo (Astana), Óscar Rodríguez (Murias) e Íñigo Elosegui (Lizarte) están cerrados, o prácticamente. Unzué ha tanteado a David de la Cruz (Ineos), Omar Fraile y Davide Villella (Astana), Tiesj Benoot (Lotto) y Nacer Bouhanni (Cofidis). Jakob Fuglsang (Astana) fue ofrecido.

Contratos de la plantilla de Movistar en 2019.

Y un bombazo, aunque muy lejano de momento, significaría la llegada de Mathieu van der Poel, revelación de 2019 y nieto de Raymond Poulidor. A Canyon, patrocinador y suministrador de bicis del Movistar y espónsor del neerlandés y el Corendon (su actual formación, con la que firmó hasta 2022), le interesa que una de las figuras emergentes del ciclismo internacional recale en un escaparate de la máxima categoría. El montante de la operación, entre la ficha y la rescisión, exigiría una importante ingeniería financiera.


ARTICULO RELACIONADO:

¿POR QUÉ LOS CICLISTAS SE DEPILAN LAS PIERNAS?

COMPARTE

Related Post

Leave us a reply