Pelos de punta para Marc Márquez tras la charla en la oficina

Pelos de punta para Marc Márquez tras la charla en la oficina. Marc Márquez volvió a parar antes de tiempo en los test de Sepang. Es lo que le toca con el hombro izquierdo renqueante. El ilerdense volvió a irse de la pista cuando aún quedaban cuatro horas para acabar. En esta ocasión dio 37 giros frente a los 29 del primer día. Las sensaciones fueron parecidas, aunque el cansancio acumulado y el dolor hicieron aconsejable dejarlo. Todo por completar mañana el programa del test.

El leridano explicó su ‘feeling’. “Probamos varias cosas nuevas, pero paramos porque el hombro fue cada vez a peor, y preferimos recuperarnos para mañana. Me faltaba la energía y el hombro cada vez me dolía más. Teníamos previsto dar más vueltas, pero ahora toca respetar el hombro. El cuerpo es lo primero. Me costaba en las curvas a izquierdas. No tenía el mismo control sobre la moto, me dolía mucho, y por eso paramos. A partir de la segunda salida ya vi que tenía cada vez menos energía y más dolor”, manifestó.



Con todo, Marc desveló que, pese a todo, quería seguir y su equipo le tuvo que echar el freno, como en pretemporada cuando le quitaban las ruedas a sus motos en casa para que no saliera. “Ahora lo que no hay que tener es prisa, aunque yo la tengo cuando me pongo el casco. Por eso me han tenido que frenar, me han cogido y me han sentado en una silla en la oficina. Hoy he comprobado que necesito trabajar más físicamente porque noté el bajón”, confesó.

El vigente campeón se está focalizando en lo básico. Los ensayos a fondo llegarán con el test de Qatar, a finales de mes. “No estamos probando los detalles, estamos probando las cosas grandes con vistas a Qatar, las piezas nuevas y el motor. Los detalles los probaremos más adelante, porque además no estoy pilotando como acostumbro. Del nuevo motor buscamos más velocidad punta, pero con más potencia es más difícil gestionarlo en las curvas. Ayer teníamos más potencia y menos control, hoy al contrario”, explicó.

Márquez reconoció que ha variado su estilo de pilotaje. “Estoy trabajando al revés de lo normal: con gomas nuevas empujo menos y con usadas, más. No puedo pilotar bien, como acostumbro, frenando tarde y fuerte. Tengo que ser mucho más suave”, aseveró.

Por último, el heptacampeón expuso que prefiere dar pasos cortos, pero seguros. “Desarrollar una moto en Malasia puede ser peligroso por las condiciones.En 2015 salimos de aquí muy contentos y luego pasó lo que pasó. Esta moto es una evolución de la del año pasado”, dijo.

COMPARTE

Related Post

Leave us a reply