Tercer triple-doble consecutivo de LeBron y victoria 118-112 a los Bulls

Tercer triple-doble consecutivo de LeBron y victoria 118-112 a los Bulls. LeBron James está brillando con luz propia en este inicio de temporada. A punto de cumplir 35 años, la estrella de los Lakers está demostrando que aún le queda mucho baloncesto de primer nivel en sus manos. Frente a Chicago, uno de los equipos emblemáticos de la NBA, firmó una hoja estadística de 30 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes que ayudó y mucho para que los angelinos sumasen su sexto triunfo consecutivo por 112-118.

Sí, El Rey acabó su visita a los Bulls con triple-doble para enlazar tres consecutivos tras los logrados ante Dallas Mavericks y San Antonio Spurs. No es un dato cualquiera. Para ver algo igual de un jugador de oro y púrpura hay que remontarse hasta 1987, cuando un tal Magic Johnson firmó tres noches seguidas en dobles dígitos de puntos, rebotes y asistencias.

La comparación es enorme. Erving es una de las grandes leyendas de los Lakers y LeBron aspira a terminar su carrera siéndolo. Pese a todo, James prefiere quitarle importante al éxito cosechado a nivel personal. “Todo esto llega por el éxito del equipo globalmente. Un triple-doble no significa absolutamente nada para mí si no viene acompañado de una victoria”, recalca.

TE VA A INTERESAR: ¡LOS 10 DEPORTES MÁS PRÁCTICADOS EN TODO EL MUNDO!

Dejando de lado a James –si es que se puede–, quien también merece una mención especial es Kyle Kuzma. El joven jugador angelino, quien disputaba anoche su tercer partido del curso tras superar una lesión, firmó 11 de sus 15 puntos totales en el último cuarto para liderar la remontada de los Lakers, que empezaron el periodo definitivo cayendo por 13 (93-80). Un parcial de 16-0 les puso en ventaja (93-96) mientras LeBron y Anthony Davis (se quedaría en 15 puntos) permanecían sentados. Kuzma está feliz, pero prefiere ser prudente. “Estoy llegando al nivel que quiero. Es un proceso, lo sé. Se trata de ser paciente, ya que no he jugado demasiado desde agosto”.

LaVine, dolido:

La felicidad va por barrios y en Illinois pocos acabaron sonriendo. Tras tres cuartos de dominio, la victoria se acabó escapando para Chicago pese a los 26 puntos de Zach LaVine, los 18 que aportaron tanto Coby White como Otto Porter Jr., y el doble-doble de 11 puntos y 11 rebotes que añadió Wendell Carter Jr. Ante tal desenlace, LaVine se mostró triste. “Esto duele. Les vencimos hasta el último cuarto. Estamos demostrando que podemos jugar con estos equipos. Sabemos que tenemos talento. Hemos tenido 10, 12 o 16 puntos de ventaja ante muchos equipos, pero hemos terminado perdiendo. Es frustrante”.

Bradley, ausente:

En el apartado de bajas, los Lakers no pudieron contar con Avery Bradley por una contusión e la pierna derecha que sufrió en el anterior partido ante San Antonio. Frank Vogel explicó que el escolta, quien sería sustituido por Kentavious Caldwell-Pope en el quinteto inicial, tenía demasiado dolor para jugar. Respecto a cuándo volverá a las pistas, la franquicia lo ha definido como day-to-day.

FUENTE: NBAMANIACS

COMPARTE

Related Post

Leave us a reply